Logo Clínica Zahha

¿Eres un Workaholic?

Clínica Zahha · 27/2/2018

¿Pasas la mayor parte del tiempo trabajando?

¿Sueles llegar casa para seguir trabajando?

¿ Tus conversaciones suelen ser casi siempre sobre el trabajo?


Si has contestado afirmativamente a estas preguntas, sigue leyendo la nota.

Wayne Oates, reconocido psicólogo estadounidense, propuso el término workaholic para denominar a la persona con dependencia al trabajo. Para Oates este término se refiere a una necesidad continua e incontrolable de trabajar que termina afectando la salud. Este comportamiento puede interferir en nuestra salud física y emocional, así como en nuestras relaciones sociales y familiares.

Las personas con adicción al trabajo suelen trabajar “sin obligación” explícita ni implícita fuera de horas, dedicando un tiempo excesivo a su labor profesional y sintiéndose mal si no lo hacen. Este hecho hace que muestren desinterés por otras facetas de su vida como hobbies o relaciones personales y sentimentales.

Perfil del workaholic

• Una actitud laboral especial. Realiza grandes esfuerzos por rendir al máximo y siempre tratan de incrementar sus logros. No suele rechazar nuevos proyectos, clientes o responsabilidades laborales.

• Excesiva dedicación de su tiempo y esfuerzo. Suele trabajar más de 10 horas por día, la mayoría de los días, llevándose normalmente trabajo a casa.

• Un trastorno compulsivo e involuntario a continuar trabajando. Trabaja los fines de semana, cuando está de vacaciones o incluso cuando está enfermo, y si no puede trabajar se pone nervioso o irritable.

• Desinterés general por cualquier otra actividad que no sea la estrictamente laboral. Su tema principal de conversación es el trabajo, el tiempo de ocio lo dedica al trabajo, y si está haciendo otra actividad está pensando en el trabajo que tiene que hacer.

Efectos y consecuencias para la salud física y mental

De acuerdo a estudios de la Organización Mundial de Salud (OMS), la adicción al trabajo puede conllevar a un trastorno mental y físico. Aunque se observa en ambos géneros, afecta en su mayor parte a profesionales varones entre 35 y 50 años, en profesiones liberales o mandos intermedios: ejecutivos, médicos, periodistas, abogados, políticos,gerentes etc. Estas personas centran su vida en el trabajo y no suelen tener conciencia del problema, siendo su entorno familiar o social el que sufre las consecuencias.

Los problemas que experimenta la persona adicta al trabajo son similares a los de otras adicciones, estando normalmente afectadas sus relaciones dentro y fuera del entorno laboral, lo que se traduce en conflictos familiares y sociales e, incluso en un bajo rendimiento laboral. Además suelen generarse conflictos en el propio ámbito laboral, ya que suelen ser personas perfeccionistas que se exigen mucho a sí mismos, y también a los demás.

Las consecuencias más comunes son: ansiedad, estrés, insomnio o alteraciones del sueño, depresión, problemas en las relaciones de pareja o familiares, tendencia al aislamiento social, incapacidad para relajarse, cansancio, irritabilidad, y problemas de salud como tensión muscular, alteraciones cardiovasculares, hipertensión, problemas gástricos, úlceras, etc. Además, suele observarse consumo abusivo del alcohol, sustancias estimulantes y tabaco.

Sin duda la adicción al trabajo, como cualquier otra conducta adictiva, es negativa para el sujeto porque le hace dependiente de una situación que perjudica su salud psicofisiológica, y altera su entorno sociofamiliar y laboral.


Adicción al trabajo

Adicción al trabajo

Clínica Zahha

Agendar Cita
Logo Clínica Zahha